La Guajira

La Guajira

La capital del departamento de La Guajira es Riohacha. Administrativamente el departamento está conformado por 15 municipios, 142 centros poblados entre corregimientos, inspecciones de policía y caseríos; está dividido en tres subregiones geográficas, diferenciadas por su clima, tipo de vegetación y economía: Alta, Media y Baja Guajira.

• Alta Guajira: Maicao, Uribia y Manaure.

• Media Guajira: Dibulla y Riohacha.

• Baja Guajira: Albania, Hatonuevo, Barrancas, Distracción, Fonseca, San Juan del Cesar, El Molino, Villanueva, Urumita, La Jagua del Pilar.

La Guajira se destaca por tener todos los pisos térmicos de la zona intertropical con temperaturas promedio entre 35°C y 40°C. El departamento tiene una variedad de ecosistemas terrestres, tales como: el desierto, la selva seca y el área húmeda de montaña. En sus características hidrológicas, cuenta con depósitos de agua como pozos acuíferos y lagunas o jagüeyes que abastecen para el consumo de las comunidades; como principales ríos están el río Ranchería y el río César, otros más cortos como el río Jerez, río Ancho y el río Palomino, también surcan su territorio arroyos como el Carraipía y Paraguachón (Gobernación de La Guajira, 2013).

La topografía del departamento es variada; su geografía se divide en tres áreas: la alta, media y baja Guajira. La baja Guajira va desde Riohacha hasta los Montes de Oca, en la frontera con Venezuela hasta los límites con los departamentos de Magdalena y César. En ella se encuentran las mayores alturas del territorio guajiro en la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía de Perijá. En La Media Guajira, al norte de la Baja Guajira hasta la línea Cabo de la Vela-Cerro de la Teta, el área es plana. La Alta Guajira tiene límites en el Mar Caribe y con Venezuela. Tiene algunas serranías de baja altura como la Macuira que tiene un ecosistema único en el mundo debido a que tiene un bosque de niebla en medio del desierto (Meisel, 2007).

La mayor parte del territorio de La Guajira es árido o semiárido y, en algunas zonas no hay vegetación y el agua es escasa; son desérticas. La precipitación en las tres áreas es diferente: en la Alta Guajira es menor a 200 milímetros, mm, y en la Media es inferior a 400 mm. En Riohacha, la precipitación anual es de 548 mm, concentrada en tres meses que van de septiembre a noviembre, cuando es de 382 mm; en el periodo seco, de diciembre a abril, la precipitación de 22 mm es bajísima. Las pocas lluvias se explican por los vientos alisios que llegan desde el nordeste. Las altas temperaturas, sin nubosidad, con alta luminosidad llevan a una humedad muy baja y poca vegetación (Meisel, 2007).

La baja humedad de los suelos en las partes Media y Baja de La Guajira impacta directamente la productividad agrícola. La mayor parte de la producción agrícola y pecuaria de La Guajira se da en la parte Baja, en los valles de los ríos que nacen en la Sierra Nevada de San Marta como el Ranchería y el Cesar. No obstante, el clima de esta región es semiárido y dificulta obtener mejores registros de productividad. (Meisel, 2007); (DANE, 2015).

Demográficamente, La Guajira cuenta con una superficie de 20.848 km2 y está conformada por 15 municipios, 44 corregimientos y 26 resguardos indígenas. Cuenta con una población estimada de 1.093.671 habitantes (2020) y una densidad poblacional de 46,32 Hab / Km2 (2020), reflejando un crecimiento del 33,5% en la última década. Se puede reconocer al departamento como un territorio con una población relativamente joven y en su mayoría económicamente activa, con una mayor participación femenina de 552.207 mujeres, frente a 541.464 hombres.

Se estima que el 49% de la población guajira reside en la zona urbana y el 51% en la zona rural, y que a su vez se encuentra compuesta por un 51,69% de población étnica, identificadas como indígena 44,82%, población negra, mulata o afrocolombiana 6,84% y población raizal, rom y palenquera 0,02%.

Frente a la caracterización por municipios, Riohacha, la capital guajira, cuenta con una extensión de 3.171 Km2, registra 201.839 habitantes, de los cuales el 73% se ubica en la zona urbana, el 40,42% corresponde a población étnica y cuenta con 8 resguardos indígenas. En ese mismo orden encontramos municipios como Uribia, que se caracteriza por ser el más extenso, le siguen Maicao, Dibulla y Manaure.

Económicamente en La Guajira los municipios de la Baja Guajira se dedican especialmente a minas y canteras, agricultura, ganadería, silvicultura, y pesca. Los municipios de la media tienen actividades económicas relacionadas con electricidad, gas, comercio, transporte, actividades conexas al turismo: alojamiento, servicios de alimentación, transporte entre otras actividades económicas. La Alta Guajira tiene como principal actividad económica todo lo relacionado con el turismo y las artesanías.

El sector turístico es uno de los sectores de mayor crecimiento pasando de 2017 a 2020 de 3115 empresas de turismo a 3.915 empresas por el gran potencial de oferta turística que tiene el departamento.

De acuerdo con cifras del Centro de Información Turísticas de Colombia CITUR-MINCIT, La Guajira se posesiona como uno de los principales destinos preferido por los viajeros internacionales pasando de recibir 8.310 visitantes extranjeros en el 2013 a 66.485 en el 2018.

El departamento de La Guajira tiene uno de los mayores potenciales de energía eólica en Suramérica. Esto es debido a que en el departamento se concentran los mayores regímenes de vientos alisios que recibe el país con velocidades de nueve metros por segundo y con ello se estima que el departamento tiene un potencial de generación de energía eólica de 18 Gigavatios que es 1.2 veces la capacidad de generación instalada por el Sistema Interconectado Nacional (UPME, 2015). Por ahora, la UPME tiene registro de empresas que han constituido garantías para proyectos de generación de energía eólica por 1 gigavatio.

La Alta Guajira tiene en el año en promedio una velocidad máxima del viento entre 30 y 36 metros por segundo (m/s); adicionalmente, la intensidad y persistencia de los vientos en La Guajira alcanzan un rango entre los 5 m/s y los 11 m/s durante todo el año, lo cual hace que el departamento tenga un gran potencial para la generación de la energía eólica.

COMUNIDAD INDÍGENA WAYUÚ

El pueblo Wayuu es uno de los pueblos arawak que como una gran corriente migratoria, se desplazan tanto por la Amazonía, como hacia Las Antillas, a donde llegaron 10 AC.

Parte de sus costumbres ancestrales fueron la pesca, la caza, asi como la horticultura, la vivienda era comunal en forma de maloca.

El pueblo indígena wayuu se extiende por los países de Colombia y Venezuela y en la actualidad es el pueblo indígena más numeroso que habita estos dos territorios. Históricamente asentados en el territorio de la Península de La Guajira o Jepira, en wayunaki significa tierra de los guajiros muertos. En este territorio ancestral podemos encontrar 21 resguardos indígenas, los principales son los territorialmente más grandes que son los resguardos de la Alta y Baja Guajira (1.067.505 Has) y 8 resguardos más ubicados en el sur y la media Guajira y en la reserva de Carraipía. Sus asentamientos se pueden encontrar enlos municipios de Barrancas, Distracción, Fonseca, Maicao, Uribia, Manaure y Riohacha entre otros, así como en los estados venezolanos de Zulia.

Estas poblaciones indígenas wayúu, habitan en zonas predominantemente áridas, y se desplaza por el mismo territorio de acuerdo a la temporada de lluvias.

Según el censo nacional del 2018 hay 380.460 individuos auto reconocidos como población indígena Wayuu.

Los Wayuú son en su mayoría bilingües, aunque una fracción de ellos, Media y Alta Guajira, es monilingue. Su idioma autóctono dela familia lingüística Arawak, cuenta con dos formas dialectales que no impiden la comunicación entre ellos, el wayuunaiki “arribero” o de la Alta Guajra y el “abajero” de la Baja Guajira.

La sociedad Wayuu presenta tiene una estructura de carácter matrilineal, y tiene unos 30 clanes, cada uno con su propio territorio. Dentro de la familia extendida, la autoridad máxima le corresponde al tío materno, quien interviene en todos los problemas familiares y domésticos. Dentro de la familia nuclear, los hijos son dirigidos prácticamente por el hermano de la madre y no por el padre biológico.

La mujer Wayuú es activa e independiente, tiene un papel importante como conductora y organizadora del clan, y políticamente activas en su sociedad. El matrimonio se contrae con una persona de otro clan, y los padres del hombre pagan una dote a los padres de la mujer.

COMUNIDAD INDÍGENA ARHUACOS

En 1974 se constituyó la Reserva arhuaca, que luego se convertiría en Resguardo, con un área cercana a 196.000 hectáreas, ubicado en los departamentos de Cesar (municipios de Valledupar y Pueblo Bello) y Magdalena (municipios de Fundación y Aracataca). En 1980 el gobierno nacional creó el Resguardo Kogi-Malayo en los departamentos de Magdalena y La Guajira, con un área inicial de 364.840 hectáreas, que luego fue ampliado en 19.200 hectáreas, entre los ríos Palomino y Don Diego, dándole acceso al mar.

En suma, la Sierra Nevada de Santa Marta es una gran “estrella del agua” que produce unos 10.000 millones de metros cúbicos de agua al año, de los cuales un gran porcentaje escurre directamente al mar Caribe, a la Ciénaga Grande de Santa Marta o a la Ciénaga de Zapatosa.

Los ika, iku, o bintukua, llamados comúnmente arhuacos, son un pueblo amerindio que habla un idioma de la familia chibcha, y habita la vertiente meridional de la Sierra Nevada de Santa Marta. En 2018 aparecen censados 34.711 que hablan su propio idioma.

Todos los pueblos de la Sierra, se consideran descendientes de los primeros “padres” por ello son los “Hermanos mayores”. Los cuatro grupos presentan linajes patrilineales como matriliniales, es decir los hijos pertenecen al linaje paterno y las hijas al linaje materno.

El vestido que usan las indias arhuacas es auténtico, elaborado por ellos mismos. Se usa una manta cruzada elaborada en lana de oveja, la cual adorna con mochilas tejidas por las indígenas. La mujer también usa collares de colores y en la cintura usa un fajón delgado.

Su principal actividad económica es la agricultura y la ganadería, el comercio y la venta de servicios.

Su lenguaje es el Arhuaco, una lengua chibchense hablada en la Sierra Nevada de Santa Marta.

This site is registered on wpml.org as a development site.